jueves, 19 de febrero de 2009

Empezar bien el día

No me refiero a salir de la cama a las 10 am tras haber dormido 8 horas. Eso es una utopía. Me refiero a superar ese estado de absoluto bloqueo mental que te obliga a mirar la pantalla fija del ordenador, sin realmente ver nada, durante al menos 1 hora. Tiempo perdido, amigos.

Para ello, yo me auto-programo una RDM (Rutina de Desempanamiento Matutino). En mi caso, incluye varias fases:

1- Visitar TypeNeu (3 min)

Un repaso rapidísimo a las aportaciones que se hayan podido realizar en TypeNeu. Siempre muy interesantes. El ritmo de actualización no es trepidante, con lo que probablemente sea un paseo ligero. Generalmente visito los sites que presentan casi en diagonal. Si considero que pueden ser interesantes, me empapo de ello todo lo que puedo al paso, o guardo el enlace para mirarlo con calma en otro momento.

2- Visitar QBN (10 min)

QBN es otra historia. El material que ofrece es contundente. Mucha cantidad, mucha calidad y mucha renovación constante. Lo mejor es mirar las últimas aportaciones publicadas, seleccionar casi por instinto, abrir los 7 u 8 enlaces que consideres interesantes y visitarlos uno por uno. Lo normal es que de cada 10, tan sólo 3 sean realmente inspiradores. Una visita de 4-5 minutos a cada uno de ellos es suficiente para capturar lo que necesitas.

Otra opción es visitar Computer Love. Pero prefiero QBN porque me resulta más familiar, carga más rápido y hay contenidos con los que me identifico más. Además, mucha gente postea contenidos en QBN y CPLUV de forma paralela, así que es rara la novedad que aparece en una y no en la otra.

3- Blog Time (10 min)

Hay un millón de blogs sobre diseño. Algunos muy específicos y otros muy muy generales, como The Best Part. Yo intento ir alternándolos. Un día entro en 2 o 3... al día siguiente otros tantos.

4- Ffffound (30 seg / acceso ocasional)

Sites como Ffffound o Dropular son esenciales para revitalizar la RDM durante el día. No son de uso intensivo. Tan sólo es necesario entrar en ellas de tanto en tanto y dedicarles apenas 30 segundos. Se basan en capturas de todo tipo, sin orden ni concierto. Pequeños pedazos de inspiración ofrecidos por los usuarios: fotografías, gráficos, sellos, posters, texturas... y todo tipo de curiosidades que en ocasiones parecen triviales pero que pueden aportarte mucho.

De esta manera, habremos empleado unos 20-25 minutos en engrasar el cerebro y sentirnos de nuevo en nuestro sitio, con la mente en su lugar. Siempre que no te dejes llevar por las maravillas que hayas podido ver en la red y caigas en una profunda depresión al compararlas con el trabajo que te espera en las X horas siguientes.

Venga, a construir RDM's.

R.

4 comentarios:

R y Mc dijo...

Uoh! RDM! pues sí, quizás yo debería programarme también una, aunque yo ya sabes que hasta medio día aprox. no soy del todo persona, tendría muuuuucho que hacer!! :-)

MC.

Raoh dijo...

Jo, no has dicho nada de mis e-mails... Lloro en la oscuridad...

R y Mc dijo...

Tus emails los reservo para cuando la gente está lo suficientemente receptiva como para valorar lo que les reenvío cortesía de Ken-oh. Siempre triunfan. No llores en la oscuridad, hombre :-)

R.

pepitodelomo dijo...

Raulink 2.0... Lo que está claro que esos paseos inspiradores repercuten mucho en cómo afronta uno el día y, por lo tanto, el curro que hay entre mano. Como dijo el sr. Rosales, esos 45 minutos de 'escaqueo' valen su peso en oro.