miércoles, 8 de abril de 2009

Bleach


Gracias a nuestro amigo David, nuestro proveedor de confianza de todo tipo de material vinculado a la subcultura en el sentido más amplio del término, descubrimos Bleach, una serie de animación japonesa que al parecer tiene éxito en todo el mundo.

Bleach es la típica obra Shonen destinada a arrasar, con un perfil casi idéntico a Naruto y similares: personajes carismáticos, acción y violencia desmesurada, bastante sentido del humor y una trama que se alaaaarga y se alarga y que no parece tener fin. Y los fans tan contentos, claro.

La serie sigue abierta en Japón y se publica en multitud de países. Entre ellos, España. Por lo que se ve en internet, EEUU la ha acogido con los brazos abiertos. Me atrevería a decir que es la competencia más directa de Naruto, y aunque está por debajo de esta última en términos de popularidad, ventas, etc, creo que cada vez está ganando más y más fans y su trama se vuelve más oscura e interesante a medida que pasa el tiempo. A parte de su adaptación a anime, se han producido cantidades ingentes de merchandising y varios videojuegos para plataformas como Wii, PS2 o PSP.

Bleach se centra en Ichigo Kurosaki, un humano con una percepción especial que le permite ver espíritus y comunicarse con ellos. Ichigo acaba convirtiéndose en un Shinigami (segador de almas) cuando Kuchiki Rukia le cede sus poderes para que pueda salvar a su familia y a sí mismo del ataque de un Hollow (un alma estancada en el mundo humano que acaba convertida en un monstruo corrupto a causa de su propio sufrimiento).

A partir de ese momento, la trama se va desarrollando hasta constituir el típico grupo base de protagonistas que acaban enfrentándose al Gotei 13 de la Sociedad de Almas y, más tarde, a los verdaderos antagonistas de la serie: los Arrancar, con el ex-capitán Shinigami Sosuke Aizen y sus 10 Espada a la cabeza. El mundo espiritual de Bleach está representado como una sociedad feudal japonesa, en la que samuráis con poderes sobrenaturales se enfrentan a los Hollows que escapan de Hueco Mundo en busca de almas humanas.

Al principio, la serie se presenta de forma más mundana, suponemos que intentando encontrar su dirección. En muchos aspectos se parece a Yu Yu Hakusho, motivo por el cual la serie fue rechazada varias veces por sus editores antes de lograr que se publicase. En pocos capítulos, los protagonistas experimentan una curva de incremento de poder exagerada (lo más basto que hemos visto en este sentido), de manera que Ichigo Kurosaki es capaz de enfrentarse a las criaturas más temibles del otro mundo casi desde el principio de la serie.

En realidad, es a partir de los primeros 100 capítulos de la serie cuando su creador, Tite Kubo, se siente lo suficientemente cómodo para matizar los muchíiisimos personajes que pone en escena en muy poco tiempo (en algunos momentos, la cantidad de personajes introducidos de golpe es apabullante). Así que lo mejor de Bleach es justamente lo último que se deja caer, con lo que podemos asegurar que lo más interesante está por venir.

Sí... sabemos que es una serie shonen y que su target se encuentra entre los 13 y los 25 años máximo. ¿Pero qué le vamos a hacer? Nos encantan los samuráis, nos encantan los dibujos animados, nos encanta la acción y nos encanta observar cómo las nuevas generaciones de creadores (como Tite Kubo) se inspiran y homenajean constantemente a las grandes series que vimos/leímos de pequeños, como Hokuto no Ken o Dragon Ball (inspiración reconocida tanto para Naruto como para Bleach).

Así que os recomendamos echarle un vistazo. Intentar comprar la serie de animación tal y como está siendo comercializada en España es simplemente una estupidez. Conseguid el manga (la edición española es decente) o bajad los episodios en versión original. Para los más vagos, sabed que en YouTube se encuentran TODOS o casi todos los capítulos de Bleach en japonés con subtítulos en inglés, separados en tres fragmentos de unos 9 minutos por capítulo. Rápido, simple y no ocupa espacio :-)

BAN-KAAAAI!

Más información: Wiki de Bleach

R.

4 comentarios:

Miquel Montlló dijo...

Hola nois!


Jeje, me alegro que te guste el dibujito de Morrigan, leí tu post de Darkstalkers en su momento y me alegró mucho saber que compartíamos un frikismo tan selecto, jajaja! Todavía, de vez en cuando, nos pegamos un vicio al de Segasaturn aquí en el local.

Pues tengo una ilustración a medias de Zabel que no posteé bastante bastarda, también es uno de mis personajes favoritos, a ver cuando tengo una tarde y las acabo las dos!

Un abrazo y recuerdos a los de Periferia, que hace mil que no los veo, encerrado como estoy aquí arriba!

R y Mc dijo...

Un abrazo de tu parte para ellos, Miquel :-)

Yo tiro mucho de emuladores a saco. De CPS1, 2 y 3. Y todo lo que he ido pillando de Capcom para PS2, PS, etc... Son muchas sagas de calidad :-)

Ese Zabel hay que verlo!!! Hasta pronto, crack.

R.

R y Mc dijo...

Arriba Toshiro!!!!!

MC.

Raoh dijo...

Pero en el sentido más amplio del término... Tengo el documental de hombres salvajes, bestias salvajes para pasarte del Psicko-killer. También algunas propuestas interesantes...

A ver cuando puedo retomar Bleach!