martes, 13 de septiembre de 2011

Clive Barker's Undying


Hace unos años hablamos en este blog sobre Jericho, segunda incursión del talentoso Clive Barker en el mundo de los videojuegos. A pesar de la irregular recepción del título por parte del público, no me cansaré de repetir que Jericho me pareció excepcional en muchos sentidos.

En aquel post nos preguntábamos por qué nadie piensa en Barker a la hora de construir un buen RPG o algún tipo de aventura menos enfocada a la acción, para dar rienda suelta a esa retorcida imaginación de la que ha hecho gala durante décadas y que brillaría con intensidad en generos radicalmente distintos a los FPS.

Bien, al parecer trabajar con Barker no es nada sencillo. Con motivo del estreno de 'Castlevania, Lords of Shadow', pudimos ver un reportaje en el que los entrevistados de Mercury Steam dejaban claro, de forma elegante, que Clive es un tipo exigente. Muy exigente. Y ciertamente obsesionado con el acabado de los proyectos en los que colabora (haría bien en exigir los derechos de Hellraiser para evitar la ristra de secuelas demenciales que se han sucedido desde 1987).

Parece ser que parte de la culpa de todo esto fue de Undying, el título del que hablamos en este post y que resultó, para regocijo de sus fieles, la primera aportación del famoso escritor inglés al mundo de los videojuegos.

Undying fue una experiencia frustrante para Barker. Su nombre asociado al título debió llevar consigo un montón de cosas más que, simplemente, ofrecer un seguido de personajes y una trama general. Se vio presuntamente marginado del proyecto y sus aportaciones se tuvieron en cuenta sólo a medias. Su faceta artística debió gritarle muchas cosas, muchas veces, al contemplar las primeras pantallas de Undying, alejadas de la maravillosa (y posterior) recreación del mundo Barkeriano que Mercury Steam se sacó de la manga.

Porque Undying, admitámoslo, es un juego muy feo y no especialmente jugable. A pesar de ello, sigue siendo considerado uno de los juegos más infravalorados de la historia. Sus ventas fueron escasas y su anunciada secuela, cancelada y olvidada. ¿Un FPS poco jugable y visualmente pobre? ¿Qué sostenía al proyecto, entonces? Lógicamente, la fantástica historia tejida por Barker.

En el juego representamos a Patrick Galloway, un ex-combatiente irlandés que tras caer herido en la primera guerra mundial, salva su vida gracias a la intervención de su amigo y compatriota Jeremiah Covenant. Antes de abandonar el campo de batalla, es testigo de algunos acontecimientos misteriosos que años más tarde lo guían hacia el campo del ocultismo, aunque de forma bastante fraudulenta. Patrick se dedica a vender sus supuestos conocimientos sobre magia al mejor postor. Sin embargo, cuanto más se acerca a las artes oscuras, más empieza a creer en la existencia de fuerzas malignas que gobiernan sobre el mundo.

Años más tarde, Patrick recibe la llamada desesperada de Jeremiah Covenant, quien parece etar enfermo y rodeado de acontecimientos funestos que han llevado a la muerte a todos sus hermanos. Jeremiah, convencido de que una maldición aflige a su familia, pide la ayuda de su antiguo colega para devolver la paz a su hogar. Nuestro deber en el papel de Galloway es dar con el origen de la maldición que ha torturado a las almas de los hermanos y que ha desatado fuerzas destructivas sobre el mundo. Una historia excepcionalmente bien narrada a base de escritos que se almacenan en nuestro 'diario' y que son un auténtico placer para cualquier lector de literatura fantástica y de terror. La lectura de estos diarios supondrían para muchos jugadores un aliciente suficiente.

Sin embargo, si entramos en aspectos puramente técnicos, diremos que la ya extinta DreamWorks interactive tiró del motor de Unreal Tournament para crear Undying. Un motor decente para la época que ha ido evolucionando hasta el día de hoy y que usaron de forma deficiente, tirando de texturas algo toscas y algún que otro efecto interesante. En general, un juego sumamente repetitivo, tanto por la linealidad de los acontecimientos como por su planteamiento visual.

El sonido, a pesar de tener una buena calidad, era bastante repetitivo, en gran parte debido a que la mayoría de enemigos se repetían de forma alarmante y podíamos hartarnos de escuchar los mismo gruñidos una y otra vez sobre docenas de niveles. La música, sin embargo, era apropiada para el juego se mire como se mire, aunque quedase relegada a momentos muy concretos, siendo efectos atmosféricos y ambientales de todo tipo nuestro acompañamiento constante.

En definitiva, Undying es una historia que vería o leería una y otra vez con pasión, si se tratase de una película o de una novela, y que sin embargo no apetece demasiado jugar, dada su linealidad y los pocos puntos de interés en el juego. Malas noticias para un videojuego. En ocasiones, tuve que armarme de mucha paciencia para asumir un nuevo 'capítulo' del juego, movido por la necesidad de avanzar en la historia.

La fuerza de la trama se condensa en escasos puntos de interés con diálogos que de por sí configuran la totalidad de la historia. Como aventura gráfica de antaño, no habría tenido precio. Como FPS publicado en 2003, bastante superado años antes por muchos otros juegos. Quizás fue un juego que llegó a destiempo o que no supo aprovechar todas sus virtudes. A pesar de que la crítica general dejaba en buen lugar al juego, con notas más que notables, siempre quedó claro que fue un juego destinado al fracaso desde su aparición.

Con Jericho, Barker trató de no repetir errores y se aseguró de que todo lo que saliese al mercado con su nombre tuviese la calidad deseada. Con Jericho, lo consiguió. A pesar de que los resultados comerciales no fuesen en línea con las expectativas.

Todavía podéis encontrar Undying con facilidad, tanto para PC como para Mac. Si queréis completar vuestra 'biblioteca' barkeriana y disfrutar de una historia oscura, repleta de magia, maldiciones y, en ocasiones, revisiones de momentos del terror más clásico, Undying es vuestro juego.

---

Undying
Desarrollo: DreamWorks Interactive / Westlake Interactive
Producción: Electronic Arts (2001-2002)
Plataformas: Windows XP & Mac OS X

Más información: Undying

R.

No hay comentarios: