lunes, 19 de marzo de 2007

Hannibal: El origen del mal

Hannibal Lecter vuelve con nosotros en forma de precuela tras tres partes previas que han ido abarcando las diferentes etapas de su vida (El Silencio de los Corderos, Hannibal y El Dragón Rojo). Y alguien debió pensar que valía la pena contar el origen de tanto mal.

'Hannibal: El origen del mal' nos sitúa en Lituania, donde el señor del castillo Lecter (supuestamente un noble) se ve obligado a evacuar a su familia ante la amenaza del fuego cruzado entre soviéticos y alemanes durante la segunda guerra mundial. Entre el frío, el hambre, la muerte y la destrucción, la perturbada mente de Hannibal sellará su destino.

Acogido en París por su tía, Lady Murasaki, Hannibal se adentra peligrosamente en un camino sin retorno al lado más oscuro del ser humano, para acabar convertido en lo que todos sabemos: un monstruo caníbal.

Resumiendo, y esta vez sí, siendo realistas: 'Hannibal: el Origen del Mal' es la peor de todas las películas relacionadas con Lecter. Aunque el actor francés que encarna al Caníbal hace un esfuerzo por imitar la pose de Anthony Hopkins, resulta imposible olvidar al 'auténtico' e inolvidable Dr. Lecter. Ni la peligrosa mirada de Gaspard Ulliel, ni su cicatriz, ni su perturbador mutismo logran alcanzar la sutileza y el cruel refinamiento del Dr. Lecter de 'El Silencio de los Corderos'. Una película lenta, no especialmente brillante, sin demasiadas escenas destacables, que fracasa al presentarnos a un Lecter que cuesta ubicar y mucho menos identificar con el potente personaje de Thomas Harris. Me consta que la novela ha resultado un tanto decepcionante. En fin... lo podrían haber dejado en el Dragón Rojo. Innecesaria.

P.D.: Queda menos para 300!!!

---

Anexo de Mc:

Como yo solo he visto 'El Silencio de los Corderos' y 'Hannibal: El Origen del Mal', mi opinión sobre cómo se retrata el personaje de Hannibal Lecter en el cine es menos precisa. Sin embargo después de haber visto la primera y la última película sobre el personaje realmente no veo conexión entre el Hannibal joven y el Hannibal maduro que psicoanalizaba a Clarise... e incluso si lo miro como dos películas independientes, esta última sale perdiendo, con un ritmo lento y una venganza que llega a aburrir.

Lo que más impacta e intriga de la película es precisamente lo que no se ve ni se explica con claridad hasta casi el final de la misma y que tiene que ver con la hermana pequeña de Lecter. En todo lo demás se echa en falta, tanto en la narración como en los diálogos, la clase, la inteligencia y la frialdad de Lecter. Un punto a favor, su fotografía, sobretodo en la parte de Lituania, tiene momentos realmente buenos.

MC.

---



Más información: Hannibal Rising.

R.

1 comentario:

Mary dijo...

El comentario que he hecho para el anterior post sobre Mad Max sirve igualmente para este post.

MC.