martes, 10 de junio de 2008

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal


Hemos tardado un poco en ver la cuarta entrega de Indiana Jones, en parte porque empezamos a estar cansados de los estrenos multitudinarios y en parte porque aquellos que la vieron en primicia nos advirtieron sobre la decepción que supone respecto a las anteriores entregas. Naturalmente, eran opiniones subjetivas, aunque todas ellas coincidían. Así que finalmente nos decidimos a verla. Para bien o para mal, nos vemos obligados a unirnos a las críticas comunes: una película con elementos 100% Indiana Jones, pero insatisfactoria a varios niveles.

Atención a los spoilers. La aventura transcurre en los años 50, alejándonos unas décadas de la última película. Henry Jones Sr. ha muerto y su hijo continúa su carrera como profesor universitario, mientras trabaja a tiempo parcial como arqueólogo y caza-tesoros, siempre en pro del conocimiento más que del dinero. Así es Indiana.

En esta ocasión, el doctor Jones se ve envuelto en una trama en la que los nazis pasan a mejor vida, dando paso a soldados soviéticos que intentan localizar a toda costa un misterioso artefacto con grandes propiedades magnéticas y en cuyo hallazgo estuvo involucrado el protagonista. El artefacto en cuestión resulta haber sido encontrado en Roswell, Nuevo México, en los años 50. ¿Os suena de algo? Yes. Desde el momento en que el cadáver alienígena es descubierto, tuve la sensación de que aquello no tenía sentido. Para mi no encaja con Indiana Jones y el tipo de mitología en la que se ha visto envuelto en sus aventuras. De acuerdo, es un cambio en otra dirección, pero cuando además se incluyen elementos sobrenaturales por todas partes, como el personaje de Kate Blanchett y sus poderes ocultistas al servicio de Lenin, la calavera de cristal como potencial arma mística y cosas similares, todo cambia. Uno deja de pensar en Indiana Jones y sólo puede ver una película de aventuras, de un nivel al que muchos querrían llegar por otra parte, pero una película de aventuras sin más. Es cierto que los elementos fantásticos siempre han estado presentes en las aventuras de Indiana Jones, pero se encontraban en un estadio diferente, siempre coherentes con la trama principal.

La película está plagada de homenajes a films míticos, que podrían haber resultado ridículos, pero que sin embargo han sido resueltos con gracia y son bien recibidos. El sentido del humor de las peliculas anteriores sigue intacto, aunque presente en menor medida y las secuencias de acción son sobresalientes, como siempre. En varios momentos de la película pensé que echaba de menos ese tipo de peleas. Directas, limpias, con impacto, sin tantas acrobacias ni artes marciales de por medio.

La mayor crítica que puedo hacer es la relativa a las desproporcionadas 'escenas memorables' del film, como la de Indy sobreviviendo a una bomba atómica detonada a 5 metros de sus pies, protegido por un frigorífico que vuela cientos de metros y se estrella varias veces contra el suelo, dando vueltas de campana para aterrizar sobre el desierto de Nevada. A lo que Indy se sacude el polvo y observa el resultado de la explosión ¬¬ Exagerado. Prefiero al Indy que corretea desesperado delante de una enorme bola de piedra o que cuelga de un acantilado agarrado a un puente colgante.

Junto a un Harrison Ford en una forma decente, volvemos a tener con nosotros a Karen Allen, que al final resulta ser el amor verdadero del Dr. Jones, y a otros actores notables como John hurt o Ray Winstone, además de la mencionada Kate Blanchett.

En resumen:

Lo mejor de la película: la persecución en coche por la selva entre los soldados soviéticos y el grupo de Indy. El cartel ilustrado del film, en la mejor tradición Lucas-Spielberg. Los guiños a anteriores entregas y la acción 100% Indy.

Lo peor de la película: el doblaje de Kate Blanchett... por favor, no la veáis en castellano, es ridículo. La trama alienígena y el final X-Files, totalmente fuera de lugar. Afortunadamente salvan la secuencia final rompiendo lo que podría haber sido un topicazo gigante, con Henry Jones III recogiendo el sombrero del suelo :-)

En fin, entretenida y simpática. Aunque nosotros la veamos de otra forma, podemos asegurar que un niño de unos 6 años que se encontraba a unos metros de nuestras butacas pasó una buena parte de la película de pie, con sus manitas en la boca y los ojos atentos a la pantalla. Así que suponemos que Lucas ha logrado su propósito de aproximar Indiana Jones a una nueva generación de espectadores.

Más información: Indiana Jones.

R.

6 comentarios:

jetsan dijo...

A ver... que no estaría a la altura me lo esperaba. Primero por los comentarios de la gente y porque despues de tantos años, la forma en la que ves las cosas cambia.
Cuando en la trilogía original salías del cine, salías flipao... y yo no esperaba eso, pero salí igual...
Primero me parece que en esta película Indiana Jones está más ágil que en las de hace 20 años.. saltando de viga en viga por el almacen donde está el arca... MAL!!

Es imposible no comparar la peli con las antiguas y veo cosas como ¿En ese angar lleno de cosas ultrasecretas sólo había los vigilantes de la garita??? ANDA YA!!!

Después de ni inmutarse(el ruso desmayao)en el viaje subidos a un motor de reacción por aquellos railes... y la explosión nuclear, como comentas en el post.. me quedé como... A N D A Y A.

Total.. ¿que habrá gustado a niños que les gusta el pokemon?..ok, pero como icono del cine, borro esta peli YA. Creo que me moló más tomb raider mira que te digo.

Y el tema es: Cuando eres pequeño, te molaría ser Indiana Jones. ¿ahora un niño quiere ser un viejales?

No critico más por el cariño al personaje, pero mi nota, tratándose de Indiana es SUSPENDIDO.

R & Mc dijo...

Sí, supongo que es justo suspenderla como parte de Indiana Jones. Personalmente, creo que aquí quien ha tirado a la basura a Indiana Jones ha sido George Lucas, sin ánimo de ofender. Y es que con un guión suyo y una producción controlada por él, no podía evitar meter marcianos en medio de una pirámide maya, cual consejo Jedi sentados en círculo... NO, NO, NO. Mucho merchandising venderá, imagino.

Y es cierto, quizás los niños ya no quieran ser Indiana Jones, pero yo creo que lo que se transmite es el espíritu de aventura. Es lo que yo sacaba de Indiana Jones. Creo que yo no quería ser Indy con 10 años. Sí quería ser Bruce Lee, p.e. Pero en cierta manera era cómplice de sus aventuras. Y era algo gratificante. Si la peor de las 3 entregas anteriores merecía un 8 sobre 10 global, la cuarta entrega apenas se acerca al 4. Los fans se sienten traicionados, es cierto. Pero en fin... Cuando hay pasta de por medio, se resucita a quien sea.

Resumiendo: otro jueguecito comercial para Spielberg, Lucas & co, que como bien apuntan por todas partes, se han valido de la nostalgia de sus seguidores de siempre para hacer funcionar el film. Desconozco si ha funcionado como esperaban o no.

R.

jetsan dijo...

Mmmm..bueno.. sabiendo que soy bastante fan de Star Wars, creo que has puesto lo de George Lucas para picar un poquillo jejeje..

No te digo que no, pero no olvidemos que en AI Spielberg solito metió a los marcianos que parecían de dibujos animados.

Aventura sí... pero tan exagerada que la hace ultra-irreal.

Tengo un comic "Las llaves de Atlantis" que tiene similitudes con la peli y el guión le da 40 patadas.

R & Mc dijo...

Hablando de guión que le da 40 patadas... Hace años, MUCHOS años (1992) que se puso a la venta el videojuego 'Indiana Jones & The Fate of Atlantis'. Imagino que fue un intento por no dejar morir a Indiana Jones, ya que sus fans pedían más aventuras. A la vista de que no sería posible volver a ver a Indy en el cine, LucasArts se sacó de la manga una de las aventuras gráficas más potentes, memorables, y queridas de la historia del PC, cuyo argumento le daba 40 patadas más a la Calavera de Cristal. Preciosa aventura, y totalmente digna de Indiana Jones. Mucho más que su última película:

http://en.wikipedia.org/wiki/Indiana_Jones_and_the_Fate_of_Atlantis

Grandioso, de verdad. Ésta SÍ merecía ser una película. Snif. Qué recuerdos...

R.

R & Mc dijo...

Pues yo soy de las de pequeña quiso ser arqueóloga, en parte por Indiana Jones, y ahora de mayor no sabía si ir a verla o no, por si me destrozaba el recuerdo maravilloso que tenía del personaje y las películas.

Como decís es una secuela correcta aunque un poco "ida de la olla" en el argumento para mi gusto.Nada que ver con impactantes ceremonias en las que se arrancaban corazones aún latentes o peligrosos y complicados laberintos llenos de bichos y trampas mortales.

Lo que agradezco más es que hayan conservado intacto el carácter de Indiana Jones, su sentido del humor, y que no hayan caido en la tentación de insinuar otra secuela (esta sí que no la iría a ver) protagonizada esta vez por su hijo.

MC.

R & Mc dijo...

Yo creo que lo pueden dejar ahí. Cerrar el candado y tirar la llave, plis. Para jóvenes Indiana Jones ya tuvimos la serie. No hace falta darle más vueltas. Que inventen algo más. ¿Cuál será la siguiente película a ver? Hum...

R.