lunes, 12 de enero de 2009

The Spirit


Antes de empezar a leer este post, lector, debes saber que nunca se ha usado palabra malsonante alguna al escribir un post en 2blck, fuesen o no reseñas cinematográficas. Pero por desgracia, es posible que en esta ocasión te sientas ofendido por lo que hemos escrito en relación a The Spirit, la primera película completamente dirigida por Frank Miller. Eres libre de no leer este post.

Miller es uno de los autores más respetados del cómic estadounidense, y aunque tardé mucho en apreciar su grotesco, oscuro y sucio estilo, como he comentado en otras ocasiones, admito haber disfrutado mucho con obras como Sin City, 300, o incluso con sus trabajos menos personales y vinculados a grandes editoriales, como Daredevil, Elektra o Batman. Se puede decir que Miller, a pesar de sus ocasionales deslices, tocó la cima del éxito en su país y fuera de él. Supongo que por ese motivo, tratando de buscar nuevos horizontes (además de por las generosas ganancias que debió intuir) parece cada vez más enfocado al cine, arrimándose a directores y productores por igual en tareas de guionización y co-dirección.

Lo cierto es que Miller ya había tenido ocasión de trabajar para el mercado cinematográfico como guionista, muchos años antes de intentar llevar sus propias obras a otro medio. Suyos son los guiones de películas como Robocop 2 (1990) o Robocop 3 (1993).

Tras ver lo bien que funcionó su mayor implicación en películas como Sin City o 300, Miller debió pensar que más o menos tenía controlado el tema ‘creación de cine’ y se lanzó en solitario para adaptar la obra más popular de Will Eisner, considerado uno de los padres del cómic moderno y auténtica leyenda en su país de origen. Casi parecía que Miller se había ganado semejante derecho y seguramente muchos fans de The Spirit creyeron que debía ser la persona más adecuada para llevar a cabo semejante tarea.

Lo primero que uno percibe al ver la película es que The Spirit (el film) no es el Spirit de Will Eisner adaptado al cine, sino el Spirit que Frank Miller habría creado, llevado a la gran pantalla. La estética de la película es calcada a la de Sin City: blancos y negros aplastantes contrastados con ocasionales manchas de color, emulando el conocidísimo estilo que Frank Miller ha desarrollado a lo largo de los años. Aunque esto es algo que encuentro bastante caprichoso y no especialmente adecuado teniendo en cuenta el estilo de Will Eisner, el aspecto visual de la película es ciertamente interesante, bonito e impactante. Y desde luego MUY cómic. Más depurado si cabe que lo mostrado en Sin City.

Y, lamentablemente, ahí se acaban las alabanzas para The Spirit.

El resto es el mayor conjunto de incoherencias y estupideces que he visto en mucho tiempo. El guión, que debería ser una muestra más del buen hacer y la experiencia de Miller, no se aguanta por ninguna parte. Los monólogos del protagonista a modo de narración, que funcionaban perfectamente en muchas secuencias de Sin City*, aquí son un montón de palabrería aburrida.

Para los interesados, y sin entrar a comparar la película con el cómic, The Spirit tiene como protagonista a un imbatible enmascarado que, por algún motivo desconocido por él mismo, es casi inmortal y ayuda a la policía a combatir el crimen con sus destacadas habilidades, no sin un cierto grado de peligrosa e irresponsable independencia. Por el camino topa con Octopus, un villano con quien al parecer comparte algún tipo de vínculo. Octopus, enfrentado permanentemente a Spirit, va tras la pista de un objeto legendario que le permitirá alcanzar un grado de semi-divinidad.

El trabajo de los actores es lamentable. Scarlett Johansson, al parecer, aceptó su papel tras un replanteamiento total del mismo por parte del director, cosa que nos hace preguntarnos ‘Dios mío… ¡¿cómo era antes?!’. Eva Mendes, hermosa a la par que anodina y prescindible. Samuel L. Jackson se ve hundido por los monstruosos diálogos que se ha visto obligado a vomitar constantemente. Por no hablar del protagonista, francamente hábil ganándose la antipatía inmediata de la gente. Y así podríamos seguir hasta llegar a Paz Vega y sus 5 minutos de gloria en el papel de Plaster de París… Experiencias como ésta, harían plantearse a más de uno el suicidio. Espero que Vega se sienta muy muy orgullosa de su trabajo en The Spirit, por más que haya sido un medio como otro cualquiera para conseguir algo más interesante en Hollywood. Hasta ahora, pensaba que todo el mundo tenía sus límites.

Creo, sinceramente, que el mayor problema de The Spirit es que Miller no ha sabido encontrar el equilibrio adecuado en el film: por momentos es una comedia, por momentos novela negra, por momento película de acción, por momentos una auto-parodia. En fin… cualquier camino de forma independiente habría producido algo mejor. La combinación de todo ello es un mix infumable. Los guiños al intentar recrear ciertas situaciones (físicas, en ocasiones) recurrentes en The Spirit acaban siendo ridículas, como el protagonista siendo golpeado y cayendo al suelo literalmente de culo. La extravagancia de ciertas escenas, potencialmente interesantes, acaban haciendo que el espectador mire a un lado y otro de la sala tratando de encontrar en los rostros de la gente un sentido a lo que ve.

Sólo queda resumir que The Spirit es la peor película que ha pasado por el cine desde Alone in The Dark y eso es lo mismo que decir simple y abiertamente que es la mayor mierda jamás creada por el hombre. Aburrida, pretenciosa, absurda e indigna. Me siento insultado y prefiero no pensar en qué habrán sacado de todo esto los auténticos fans del cómic original. Frank Miller le ha faltado al respeto a un icono que nunca debió tocar con sus sucios y rastreros dedos. Para mí, ha perdido toda credibilidad y necesitaré mucho mucho tiempo para olvidar este asunto y volver a considerarlo un creador que merezca mi tiempo y mi interés. Advertidos estáis.

Más información: Web The Spirit

R.

*Funcionaron por dos motivos. Primero: eran adecuados, ya que la obra original estaba escrita de igual manera y segundo: estaban BIEN escritos, cosa importante.

8 comentarios:

jon juarez dijo...

joder no tenía ninguna intención de ir a verla, pero la pinta todo el mundo tan mal, que me esta tentando la curiosidad!!

R y Mc dijo...

En condiciones normales te diría: ve a verla con las expectativas de que será una bazofia y a lo mejor te parece mejor de lo que esperabas. Pero NO. Ve a verla con las expectativas que quieras. Te parecerá una bazofia de todas formas :-)

R.

godsfork dijo...

Amén, y todavía se merece que la pongas peor, hace tiempo que no tenía tantas ganas de salir de un cine...

R y Mc dijo...

Nosotros estuvimos cerca de hacerlo, en serio. Fue una cuestíón de orgullo personal el resistir...

R.

SkiZ.o dijo...

Yo también caí y fui a verla en las vacaciones... ES HORRIBLE!!!!

Guillermo dijo...

Cuánta razón...
Seguro que Eisner está revolviéndose en su tumba y cagándose en la madre que parió a Miller, que cada día más se cree uno de sus "duros" personajes...

¿Nos juntamos y le sacamos la tontería a hostias? ;)

Mr. J dijo...

Horrible, no me gustó en absoluto, por suerte me habían avisado y no pagué los 7 € del cine...


Mr. J

R y Mc dijo...

Me apunto a lo de Guillermo. Este hombre merece dolor físico.

R.