jueves, 24 de enero de 2008

Número 340... que tengas muchas suerte, gracias.


Operación Triunfo, Súper Modelo, Factor X, Fama ¡a Bailar!, Tienes talento, Tú sí que vales... y un sinfín más de los que no tengo conocimiento consiguen cada día una audiencia más que significativa y fiel frente al televisor. Sí, cada día, porque no me estoy refiriendo a la gala semanal que nadie ve (tostones a cuál más ñoño que se eternizan sin sentido hasta las tantas de la madrugada) sino al programa que se sacan de la manga editando las imágenes de los castings que se realizan a ilusionados futuros artistas que, no sé porqué, quieren estar en dichas galas.

Bueno, los que acuden a estos castings y no son elegidos (no les enganchan la pegatina con el número de rigor, o les echan después de unos dramáticos minutos de suspense) pueden estar encantados, fueron para salir en televisión y están saliendo en televisión, pero ¿se han parado a pensar con qué disposición se sientan los espectadores a verles en los cástings? Pues con morbo puro y duro.

El morbo de ver al friki que canta como un gato agonizante mientras declara que ha nacido para estar sobre un escenario, el morbo de ver como ponen a caldo a niñas de 16 años con el ego por las nubes y una talla 34, el morbo de ver a monologuistas nerviosos que dán más pena que gracia...

¿Se merece la gente que va a un cásting esa malícia del público? Por supuesto que no, pero no es nada nuevo el hecho de que el público ha evolucionado poco desde la antigua roma y aún siente delirio por la carnaza cuando se la ofrecen, sobretodo si va bien aderezada con comentarios despectivos e historias conmovedoras.

Es fácil llegar así a las entrañas, que no al corazón,porque es fácil recurrir a la burla contra alguien que tiene la valentía (o la inconsciencia) de exponerse de esa manera frente a los demás. En mi opinión estos programas han dejado de ser lo que se pensaba en un principio que eran, plataformas para dar a conocer a nuevos artistas, y ahora son poco más que circos para entretener destripando.

Todos nos merecemos más respeto, tanto los espectadores, a quienes se nos ofrece divertirnos recreándonos en nuestro lado más cruel, como los artistas, que intentan hacerlo desde su corazón y sólo les dejan hacerlo desde sus miserias.

No sé cómo acabará esto. Seguramente cuando el producto deje de funcionar lo terminarán de un día para otro, o quizás evolucione hacia un nuevo tipo de programación dedicada a programas de televisión, tipo zappings, hechos de principio a fin con estos resúmenes de castings,que durarán horas y horas. Quién sabe, los caminos de la programación són infinitos e inescrutables.

Como decía Risto Mejide, "hay que ser producto", y le doy la razón, en la televisión hay que ser negocio, hay que ser consumible por las grandes masas, hay que dar al público lo que quieren, lo que las cadenas les digan que quieren, y quieren apelar al lado cruel, para que la gente en su casa se sienta alguien con criterio mientras juzga a unos y otros, para sentirse superiores, o para tomar parte hasta la más absoluta ceguera por lo que la pantalla les diga que tomen parte.

Todo esto ya lo sabemos desde siempre, y sé que no os cuento nada nuevo... es sólo que desde que no veo televisión puedo analizar por mi misma lo que estaba dispuesta a ver una tarde aburrida... y cada día me alegro más de que existan el DVD y la PSP.

MC.

PD: Aún así no pierdo la esperanza y espero el día en que pueda volver a ver la televisión sin sentir pena o desidia. Tener más canales parecía ser un paso adelante pero solo consiguieron llenarlos de teletiendas y series repetidas y ahora quizás estamos aún peor que antes. No hay que perder la esperanza, ese día ha de llegar.. Por fuerza ha de llegar...

8 comentarios:

jetsan dijo...

Mmmm... el eterno ataque a la tele-basura. La verdad es que estos programas son para lo que son. Para alienarte y que el poco tiempo libre que queda después de trabajar sea "ameno". Considero igual de basura y carnaza la expo de Bodies, kuku, R sabe a lo que me refiero. A unos les da morbo ver a "frikis" que no saben cantar y a otros, otras tantas cosas.
Perdón por ser un pesao.

Como recomendación para cuando vuelvas a ver la tele: TV3 y el 33. Hacen programas de calidad y educativos, que logran entretener. Como ejemplo: Caçadors de paraules. Si quieres reirte un rato con cosas de actualidad: Sin duda Polonia. Se ven las cosas de una manera positiva y no como en Tele5, que parece "el caso TV". Que asco. Se salva el Fiti, que es el puto amo ;)

Koniec

J

R & Mc dijo...

Sí, ya sé que es la eterna crítica a la telebasura de siempre , pero es sobretodo a estos nuevos programas que nos hacen tragar a todas horas en todas las cadenas, porque aquí todo el mundo se ha apuntao al carro.
Me apunto tus recomendaciones :-) , aunque el Caçador de paraules no sé si me lo dejará ver R. porque le tiene tirria al presentador :-D . Antes había programas que me gustaban, pero me quitaron Medium, se pusieron a repetir House....Polonia lo he visto alguna vez y también está bien, tienes razón, pero a esa hora estoy ocupada y no tengo tiempo de verlo...en fin , lo seguiremos intentando... :-(

MC.

Anónimo dijo...

Pues yo veo Fama...


Mr. J

pepitodelomo dijo...

Polonia y Caçadors de Paraules tienen su mérito, pero mucho más Caçadors de Bolets"... ¿cómo consiguen hacer un programa sobre rovellones en horario prime time y que se mantenga temporada tras temporada? Hago una reverencia ante tal equipo de guinistas y productores, sí señor. Guión fresco, originalidad, sencillez... no todo tiene porqué ser morbo... pero, admitámoslo, es algo implícito a este lamentable género humano al que pertenecemos. Y evitarlo requiere esfuerzo lo que nos lleva a la pereza del ser humano y sus pocas ganas de cambiar ciertas cosas... si es que somos un cúmulo de virtudes...

R & Mc dijo...

¡Sí señor Caçadors de bolets! :-D, estoy de acuerdo contigo, un gran programa :-D, muy divertido y a demás instructivo. Poco a poco van saliendo progamas, ¿qué otros progamas recomendríais?

MC.

(Por cierto os habéis dado cuenta de que la mayoría de los que recomendamos són de TV3 i 33?)

SkiZ.o dijo...

Buah!!!! telebasura!!!!! buaaaaaaa!!!

Lo peor de la telebasura es que si la miras más de un minuto seguido corres el peligro de engancharte a perder el tiempo toda la noche. Por desgracia, es adictiva.

Hace un huevo que no veo la tele por la tarde-noche. Cuando acabo de cenar me engancho a hacer cosas con el ordenador, y aunque reconozco que no es la solución, me mantiene en un deseado ostracismo.

Otros programas que me parecen muy educativos son los de cocina. Pero al estilo totalmente para "dummies", como yo. También alucino con el Pocoyó, que lo dan por la dos al mediodía. Me encanta, para los niños (y para gente como yo xD).

Se echan en falta programas como Planeta Imaginario, o alguno más como el de mañanas "Arts Attacks", para que los niños aprendan a hacer manualidades o a dibujar.

Un instrumento con tantas posibilidades como la tele, y tan desaprovechado en ensañarse con las personas... por desgracia, es lo que vende.

R & Mc dijo...

Yo, como siempre... recomendaría una reposición de Planeta Imaginari... Otra de Misterio para Tres, otra de El Cuentacuentos y... mmm... en fin, NADA de lo que hay actualmente, por desgracia. Excepto The IT Crowd, claro. Ku ku ku...

R.

pepitodelomo dijo...

¡Planeta Imaginario!... Brutal... se habla mucho de La Bola de Cristal, la cual tuvo mucho mérito, pero es que Planeta Imaginari fue un programa realizado desde una ¡televisión regional!... y con música de Isao Tomita. Visionario.

Coincido con skiz.o en que Pocoyó es la caña. Sencillez, talento y cariño, sin más.