miércoles, 15 de noviembre de 2006

ADN y arte

El otro día me sorprendió ver en la TV un pequeño reportaje sobre un tipo que se dedica a comercializar cuadros que exponen gráficamente tu... configuración genética. Curioso. Cuando me pongo a buscar por internet, me doy cuenta de que no es una idea única y excepcional y que varias compañías ofrecen exactamente el mismo servicio.

El proceso es el siguiente: se te envía un aparato que extrae material genético de tu saliva (en el interior de las mejillas, concretamente) y una vez recogida la muestra, se reenvía a la empresa en particular. Se analiza la muestra y se obtiene un patrón genético que es representado visualmente. Se fotografía en B/N y posteriormente se aplica la gama de color que hayas escogido, estampándolo en un lienzo. Desde luego, una obra única para cada usuario.

Por algún motivo me fascina. Un proceso científico, racional, relativamente complejo, aséptico y metódico... que genera arte. Hermoso.

Ejemplo claro: DNA11 - From Life Comes Art



R.

2 comentarios:

jetsan dijo...

El resultado es bonito y "único" (si puede reproducirse...no se), pero, si me da pereza dejar mis datos por ahí para no recibir spam, lo llevan claro para tenerme "fichado" en una base de datos por mis datos genéticos... después podría llegarme publicidad mega ultra personalizada, que yuyu.

R & Mc dijo...

Muy bueno, tío... La verdad es que no lo había pensado, pero podría ser la base argumental de una película: unos tipos que se dedican a recopilar material genético con el pretexto de vender obras de arte personalizadas. Dale tiempo al tema...

:-D

R.